Imprimir esta página

Estrés y Danzaterapia

El estrés es un estado tensional provocado por una inadecuada defensa del organismo, frente a estímulos externos, que el mismo vive como agresivos.

La tensión crónica genera en el organismo un desequilibrio psicofisico.

El estrés afecta órganos y funciones de todo el organismo. Los síntomas más comunes son:

    * Depresión.
    * Ansiedad.
    * Dolor de cabeza.
    * Insomnio.
    * Transtornos gastrointestinales.
    * Alteraciones de la piel.
    * Disfunción sexual.
    * Aumento de la frecuencia cardiaca.

Las situaciones que generan estrés para un individuo son muy diversas.
Las más comunes son: perdida del trabajo, separaciones, duelos, mudanzas, y también situaciones laborales de gran tensión, conocidas como “burn out”.
Si no se resuelven adecuadamente pueden provocar entre otras cosas:  trastornos del sueño, irritabilidad, y disminución del deseo sexual.
 
Ante cualquier situación vivida como amenaza, nuestro sistema nervioso autónomo enviá a nuestro cuerpo señales de alarma a través de la autopista llamada “sistema nervioso parasimpático”. 
Si la amenaza, se percibe como algo continuo y nuestros recursos no son suficientes para hacer frente a los estímulos externos que producen malestar, se produce un estado de hiperexcitacion crónica, que trae consecuencias sobre la salud.

Por eso se recomienda la Danza-Terapia, para reducir la tensión con técnicas de relajación que alivian los síntomas, a través de trabajos de respiración y movimiento.

El Movimiento y la Danza, ayudan a reducir la tensión, trabajando conjuntamente con ejercicios de respiración (antiestres), potenciando la energía y el reencuentro con el bienestar perdido.

A través de esta técnica, se aumenta el placer y el bienestar, superando inhibiciones.
La Danza libera nuestro potencial creador y posee en si misma aspectos terapéuticos, ya que se incluye el cuerpo a través de este lenguaje, y permite comprender y trabajar síntomas que no se expresan en palabras.

Se trabaja también con la Energía tratando de mejorar las condiciones físicas y potenciando la creatividad de cada persona.

A través de la Danza –Terapia, se promueve LA AUTOESTIMA, LA CONFIANZA, EL BIENESTAR, EL REENCUENTRO CON LA ENERGIA INTERIOR, y EL PROYECTARSE HACIA EL CAMBIO.

Joomla
Joomla

Wordpress
Wordpress